lunes, 26 de agosto de 2013

Mi fantástica experiencia en Riviera Maya


Hola!!!

Llevo tiempo queriendo contar cosas acerca de este maravilloso viaje que he realizado este verano y no encontraba nunca el momento. Decir que este lugar me ha sorprendido muy gratamente ya que yo era un poco reticente a visitar este tipo de sitios de sol, playa y pulserita. Tras la grata experiencia tengo clarísimo que volveré!!



LA ZONA:

Esta bonita zona de la Península de Yucatán vive por y para el turismo. La zona está copada de resorts de lujo, playas turísticas, parques temáticos y aún así para mi sorpresa conservan un punto salvaje y muy natural que no da esa sensación de hiper explotado por el turismo (partiendo de la base de que lo está, claro).



EL HOTEL:


Nosotros nos alojamos en el Grand Palladium White Sand. Este hotel es PRECIOSO, lo recomiendo totalmente a cualquier persona que esté pensando en viajar a esta zona. Se trata de un resort enorme compuesto por 5 hoteles: Colonial, Riviera, White Sand, Kantenah y Royal Suites. Estas últimas son para mayores de 18 años.


Sin importar en qué hotel te alojes puedes utilizar todas las instalaciones del complejo que son infinitas, incluyendo zonas de piscinas enormes, playa privada, spa y gimnasio, un montón de restaurantes temáticos, etc.




Además las habitaciones son como mínimo suites, y de ahí para arriba. Quizá las habitaciones son lo menos lujoso para un hotel 5 estrellas, pero son enormes y muy cómodas con todas las facilidades necesarias.



Las habitaciones están organizadas en villas a lo largo de todo el resort comunicadas entre sí y con el resto de instalaciones por una especie de carritos de golf que pasan continuamente.



CLIMA:

Tuvimos un par de días iniciales de mal tiempo. Una cosa que no sabíamos es que de mayo a septiembre aproximadamente es época de lluvias, por lo que como mínimo íbamos a ver una tormenta tropical al día. En realidad el tema de las tormentas tropicales es lo de menos ya que llueve de una forma super intensa y se pone todo negro como si se fuera a acabar el mundo durante 15 minutos, y acto seguido vuelve a salir el sol. La historia es que durante los dos primeros días no vimos el sol, pero en estos sitios no puedes estar parado, por lo que aprovechamos para hacer excursiones ya que no podíamos disfrutar de la playa o la piscina. Esta es una de las grandes ventajas de esta zona frente a otras de este tipo, que tienes más cosas que hacer y ver que estar en el hotel, por muy bonito y grande que sea, ver cosas de la zona.


Como os decía en los tres primeros días no paramos en el hotel y el resto lo pasamos descansando y tomando el sol. Entiendo que lo ideal es mezclarlo, pero nosotros lo hicimos bien ya que aprovechamos las excursiones sin el sol abrasador, y disfrutamos del buen tiempo en el hotel.

PLAYA DEL CARMEN:

El primer día pasamos la tarde por playa del Carmen, que es el pueblecito de la zona. Estuvimos viendo tiendas, la playa y dando un paseito. También aprovechamos para contratar allí en una agencia excursiones para el día siguiente ya que es mucho más barato que en el hotel o con la compañía con quien has contratado el viaje.



EXCURSIONES:

Nosotros empezamos con el plato fuerte. Decidimos que queríamos ver Chichen Itza, que es de las cosas que más alejadas están, como aproximadamente 2h. La excursión incluía la visita a un cenote, que son una especie de lagos subterráneos preciosos donde te puedes bañar. También visitamos a la vuelta uno de sus pueblecitos más característicos, Valladolid. Chichen me encantó, me dejó con la boca abierta, es una de las Nuevas Maravillas del Mundo y no me extraña, totalmente merecido.



El segundo día visitamos Tulum, Cobá y Playa Paraíso. Nuestra primera parada fue en Tulum, donde empezó a salir el sol y pensé que nos derretíamos en el infierno, es increíble la fuerza que tiene el sol en el Caribe, aunque me lo habían medio avisado, yo soporto muy bien el sol y no me imaginaba para nada eso. A pesar de ir buscando la sombra por todas las partes para no calcinarnos, disfrutamos mucho, la zona de ruinas mayas junto a la playa es preciosa. La historia de la zona también es bastante interesante, sólo que nuestro guía a pesar de saber un montón no lo hacía todo lo ameno que podría.


La siguiente parada fue playa paraíso. La clásica foto de las playas del Caribe de arena blanca, palmeras, agua turquesa y cristalina. Sin palabras. Impresionante. No paramos de hacernos fotos y de disfrutar el momento ya que sólo nos dejaron estar allí 45 minutos. Convencidos de que volveríamos, continuamos nuestra excursión y para nuestra sorpresa la playa del hotel al día siguiente era exactamente igual de bonita!



Por último, Coba es un parque natural muy bonito por el cual puedes ir paseando, en bici o que te lleven en un carrito con bici hasta una pirámide maya a la que se puede subir, a diferencia de Chichen Itza. La experiencia merece mucho la pena. Subir, evidentemente cuesta pero no es tan duro como parece, y más si subes sin mirar hacia atrás. Las vistas desde arriba son muy bonitas, y merece la pena quedarse un ratito observando la panorámica.La bajada puede dar un poco de vértigo, pero yo lo arreglé bajando los escalones de la pirámide con el culete y listo ;-).





El resto de los días los pasamos en el hotel descansando y disfrutando de la playa especialmente. Hay un montón de cosas más que hacer por allí, pero todo depende del viaje que quieras, si mas movido o más relajado, y lo cierto es que una vez que probamos la playa... fue difícil movernos de allí.

Sígueme en:





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...