lunes, 14 de octubre de 2013

Tarta de galletas de chocolate.

De postre para esta cena romántica de despedida antes de trasladarnos a nuestra nueva casa, realicé esta original tarta de galletas con chocolate blanco y negro con forma de flor, obligatoria para los amantes de las galletas rellenas de chocolate.

Esta receta es muy sencilla, e ideal para hacerla acompañada de niños.



INGREDIENTES.

- 2 paquetes de galletas maría sencillas
- 1 tableta de chocolate negro especial para fundir
- 1 tableta de chocolate blanco especial para fundir (yo compré la nueva de Nestlé y está muy buena)
- 1 vaso de leche
- 1 chorrito de aceite de oliva.

Preparamos una fuente con una papel vegetal para cocina para no ensuciar la fuente. Ponemos las galletas formando una flor.

Para rellenar los huecos que quedan entre las galletas, machacamos con un mortero dos o tres galletas hasta que se queden totalmente en polvo.

Ponemos este polvo de galletas rellenando los huecos entre las galletas.

Bañamos las galletas con leche, haciendo que se empapen bien con la ayuda de un pincel, y echamos también unas gotitas sobre el polvillo de galletas que van a hacer que se unan las galletas entre sí.

Fundimos el chocolate negro. Yo lo he hecho en el microondas, pero es mucho mejor al baño maría.


Una vez fundido, le echamos un chorrito de aceite. Con esto lo que conseguimos es que una vez que se enfríe el chocolate quede un poco más cremoso y no se resquebraje.

Ponemos una capa de chocolate negro sobre las galletas ayudándonos con una cuchara.

Ponemos otra capa de galletas maría y volvemos a repetir el primer paso sobre la primera capa de galletas con chocolate. Ponemos las galletas encima, rellenamos con polvo de galletas y bañamos con leche haciendo que empapen bien.

Volvemos a poner una capa de chocolate y así sucesivamente hasta que el pastel con quede de la altura deseada.

Lo metemos al frigorífico varias horas, yo lo dejé toda la tarde. De esta manera, le leche queda bien empapada en las galletas y las reblandece un poquito para que luego al comer la tarta no estén duras.

Ahora vamos a decorar sobre la última capa. Fundimos el chocolate blanco, le añadimos un chorrito de aceite de oliva, y cubrimos bien toda la superficie del pastel con la ayuda de una espátula.

Lo volvemos a meter 10 minutos al frigorífico para que se solidifique el chocolate. Yo lo decoré con un poco de chocolate negro que me había sobrado y una pequeña manga pastelera para decorar que había comprado en el chino por 1€. Nunca había decorado nada así, y la verdad es que hay que tener un poco de maña... Aquí podéis ver mi resultado, no es muy profesional pero yo me siento orgullosa de él ;-)



Para hacer esta tarta yo me he inspirado en la receta de Eva Arguiñano que os dejo a continuación:


4 comentarios:

  1. Se ve muy sencillita de hacer y seguro que está buenísima con tanto chocolate. Me encanta.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy muy sencilla, y si te gusta mucho el chocolate, esta buenísima!!

      Eliminar
  2. MADRE MIA que pintaa!! tendre que probar a hacerla!!!
    Te invito a que te pases por mi blog y conozcas el nuevo local de la consultora de belleza Kris Meg de la firma Mary Kay, y así podrás enterarte de la inauguración en Zaragoza y todos los servicios que te da.
    http://rebuscandopormiarmario.blogspot.com.es/2013/10/descubre-el-rosa-nos-vamos-de.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con tanta cosa en la cabeza me he perdido la inauguración!! Y no será porque no paso por el Caracol todos los días... :'(

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...