sábado, 11 de enero de 2014

Aceite de Argán

Feliz año nuevo a todos!!!

Estas navidades he estado en Marruecos, país de donde procede principalmente el aceite de Argán y al cuál fui totalmente desinformada sobre el tema, no sobre su existencia, sino sobre cómo es en realidad. Y para mi sorpresa, estaba totalmente equivocada con respecto a los productos que utilizaba hasta ahora. No voy a decir que no me gusten ni que los resultados no eran fabulosos, de hecho lo son, pero los que he utilizado hasta ahora estaban realizados A BASE de aceite de Argán que al parecer compran en Marruecos y luego modifican hasta conseguir los productos que conocemos.
Cuando paramos en un herbolario en el que nos ofrecieron por primera vez aceite de Argán para cosmética, mi sorpresa fue que se trataba de un aceite de color clarito y no ambar y no muy espeso como el que yo conocía, vamos que parecía una mezcla entre aceite de girasol y de oliva y además carecía de perfume.

 Lo primero que hice basándome en mi experiencia fue desconfiar. Probé el producto en la mano, y lo cierto es que se absorbía muy bien como el que yo conocía y además no dejaba una sensación grasa, como yo sabía que debía ser. Decidí comprarlo, especialmente por su precio, aún teniendo dudas de que se tratara de aceite puro.
Durante una excursión por carretera, paramos en una cooperativa llevada a cabo únicamente por mujeres con certificaciones de calidad y reconocimiento por parte de varias entidades, es lo único que os puedo decir porque no le presté demasiada atención al ver que se trataba de un aceite de las mismas características al que me vendieron en el otro establecimiento. Lejos de pensar que igual este famoso aceite cosmético era así, pensé que me estaban engañando y estaba rebajado con otras cosas en los dos sitios, por lo que como entenderéis no lo compré. Reconozco que esta vez me dio que pensar, y de vuelta al hotel, cuando por fin dispuse de conexión a Internet para matar el gusanillo que no paraba de picarme, me informé y efectivamente, el aceite puro de Argán debe tener las propiedades que me estaban ofreciendo en Marruecos. A continuación entré en las páginas de los productos maravillosos que yo conocía y efectivamente indicaban claramente que estaban elaborados a base de aceite de Argán. El viaje ya estaba llegando a su fin, pero mi última adquisición la realicé en el aeropuerto, no a tan buen precio, pero al menos la botellita es una monada, así que según se me acabe, la iré rellenando con el primer aceite que adquirí.
No me ha dado mucho tiempo de probarlos por lo que todavía no os puedo dar mi opinión frente a los productos que compro aquí a base de aceite de Argán, pero dentro de un tiempo actualizaré este post con la experiencia que he tenido con ellos, y si me arrepiento o no de no haber comprado más. En realidad se utiliza muy poquito, por lo que con lo que he comprado en principio tengo para mucho tiempo.

No he parado de hablar de mi experiencia con las compras de aceite de Argán, pero me he dejado lo más importante, sus usos!!! Me imagino que la mayoría los conoceréis dado que este aceite está muy de moda ahora mismo, pero por si acaso hay alguien un poco perdido, aquí os dejo algunos consejos de uso para cosmética.

El aceite de Argán es tan maravillo como cantidad de usos tiene. Lo podemos aplicar tanto en el pelo, como en la cara, como en las uñas o en el cuerpo.

En la cara, es un aceite que pueden utilizar todo tipo de pieles, incluso las grasas ya que se absorbe enseguida sin dejar un efecto graso y además es no comedogénico por lo que no obstruye los poros asi que es una opción muy interesante para hidratar la piel. En mi caso que tengo una piel mixta con poros dilatados pero a la vez deshidratada, es una opción fabulosa, y me lo pongo varias noches por semana. Hay quien lo recomienda antes del maquillaje, ya que el acabado de éste depende en gran parte de la hidratación que hayamos realizado previamente, pero yo no lo he probado. Sobre el rostro, este aceite además de hidratar y suavizar la piel, disminuye las manchas provocadas por el sol o por causas hormonales, las cicatrices y las marcas.
Sobre la piel después de la ducha, la deja suave, hidratada y nutrida. Va muy bien para irritaciones en la piel,  alivia y cicatriza las quemaduras del sol, el ardor y la tirantez.

Por si esto fuera poco fortalece y protege las uñas, especialmente las quebradizas como las mías que se me van pelando o abriendo en capas. Yo hace mucho tiempo que llevo uñas de gel, por lo que sólo puedo utilizarlo en las cutículas. Aprovecho para enseñaros la decoración de mis uñas para estas Navidades, no me puede gustar más!!! Silvia eres una artista!!
Y llego al uso que más me gusta a mi, y al que más partido le saco: el pelo. Yo tengo el pelo castigado por el tinte y la plancha, por lo que mis puntas son muy quebradizas. Lo utilizo o bien a modo de mascarilla antes del lavado o después. Para uso antes del lavado, impregno el pelo en aceite de Argán evitando el cuero cabelludo (aunque al no ser graso tampoco creo que hubiese mucho problema), y a partir de la hora aproximadamente, me lo lavo. Si nos envolvemos el pelo en papel de celofán o gorrito de plástico los resultados al aplicar calor son mucho mejores. Después del lavado una gotita para desenredar e hidratar, y una vez seco y peinado, con otra gotita le aporta un brillo sensacional. Es ideal para cabellos castigados, quebradizos y apagados.
Aprovecho una fotografía de mi cabello para enseñaros un recogido que me hizo mi querida Cris de Eva Pellejo para una boda el pasado septiembre, no os parece ideal??

Habéis probado el aceite de Argán? Qué os parece?

Sígueme en:



6 comentarios:

  1. Muy buena la entrada. La verdad es que cuando algo se pone de moda... Nos toman el pelo como quieren. Yo tengo la primera botellita que enseñas y me encanta para el pelo.
    Cuando tengo los pies muy resecos también me hago un masaje y al día siguiente están como nuevos.
    Te he conocido por el grupo de Facebook y me quedo por aquí!
    Un beso y buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paula por tu comentario. La verdad es que estoy un poco decepcionada no porque lo que nos vendan aquí no funcione, que sí lo hace, sino por el precio! Una botellita de 4 veces menos más cantidad de por ejemplo Morocconoil cuesta creo que al menos tres veces más del aceite puro que he comprado allí, y eso que está hecho A BASE de aceite de argán, en fin, que nos engañan como quieren. Probaré en los pies también a ver que tal me va. Un beso guapisima!!!

      Eliminar
  2. Qué chachi la entrada. Yo no he probado todavía ninguna marca ni nada hecho de aceite de argán. He utilizado de almendras dulces para el pelo o para las piernas en verano (y aceite de oliva para el pelo, a modo de mascarilla, antes de lavarlo, que le da un brillo espectacular) estaré atenta a tu actualización, porque a pesar de no llevar tintes, estuve desde muy cria tiñéndome de naranjas y rojo, haciéndome permanentes y en general virguerías porque me encanta cambiar de pelo y al final se me quedó muy castigado, la verdad es que ahora no lo tiño ni lo martirizo demasiado con planchas y tenacillas así que lo tengo bastante bien, pero se sigue agrietando y abriendo las puntas y me gustaría, ya que no se puede evitar (salvo que lo cortes y yo voy una vez cada mil a la pelu...), retrasar esas puntas abiertas.
    Un besote y sigue así, que me encantan tus entraditas :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, en cuanto lo haya probado unas cuantas veces ya os diré si ha mejorado mi cabello. Yo ahora también trato de cuidarlo más y de utilizar menos la plancha... Pero es poco agradecido, jeje. A ver qué tal va con el aceite puro de argán.

      Eliminar
  3. Hola Cherrymelon! Yo uso el aceite de Argán (puro, comprado en Marruecos el año pasado) muy habitualmente. Dos o tres dias a la semana lo empleo a cambio de la hidratante de noche. Y también para hidratar las cutículas, claro! Para el pelo sin embargo no me gusta, al no ser tan graso no cunde así que para el cabello sí empleo sprays a base de aceite de argan... ¿Qué llevarán? ¿Un 1%? ¿Un 0,1%? En fin, nos engañan como a tontas, ¿verdad? Yo antes del viaje a Marruecos si que me documenté y al final, temiendo que allí pudieran engañarme por las calidades del aceite acabé comprándolo Bio en un supermercado. Lo adoro. Me traje 5 botellitas y me quedan 2... Estoy dispuesta a volver cuando se acabe el aceite, con la excusa... jijiji! ¡Marruecos me encantó! Espero que te gustara lo mismo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esther! Lo cierto es que yo con las prisas... gran error, no me informé, también porque estaba convencida de que sabía lo que era jaja, que ilusa. De momento lo he usado una vez para la cara, y no me ha gustado, igual es que me puse mucho... pero no lo absorbía bien. Para el pelo lo he usado antes y después de la ducha, y de momento me convence. Yo también compré Bio el primero, y el segundo, no os voy a engañar, quería otra botellita y lo que me atrajo fue el envase que luego puedo rellenar. Si con el uso me sigue convenciendo te encargaré para cuando vayas!! Lo pasamos fenomenal, la verdad!! Un beso

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...