miércoles, 12 de febrero de 2014

Crema de verduras riquísima y muy baja en calorías

La cremita de verduras que os traigo hoy no puede ser más rica y saludable, con poquísimas calorías. A mi me gustan mucho las cremas y ahora ya las hago yo misma y me aseguro de todo lo que llevan y de que son bajas en calorías, aunque reconozco que en un momento de pereza hay marcas comerciales que no están nada mal.


INGREDIENTES: no os pongo medidas porque yo estas cremitas las hago sobre la marcha en función de lo que dispongo en cada momento. Ésta en concreto la mayor parte es de calabacín, seguida por brócoli.

- Calabacín
- Brócoli
- Zanahoria
- Puerro

ELABORACIÓN:

Lavamos bien todas las verduritas y las picamos. En el caso de la zanahoria la pelamos un poco para quitarle la piel. No hace falta que estén bien troceadas, simplemente hacerlas en trocitos más pequeños para que se cuezan más facilmente.


Una vez las tenemos troceadas, las ponemos en una perola grande, yo esta es la más grande que tengo e iba muy justa. Os recomiendo que ya que os ponéis hagáis la mayor cantidad que podáis, ya que luego se puede congelar y así no trabajamos dos veces.
Cubrimos las verduritas con agua y lo ponemos a hervir. Si en vez de agua le ponéis caldo de pollo para que le de más sabor muchísimo mejor. Lo dejamos cocer hasta que estén blanditas procurando que la cocción no supere los 20 minutos, ya que como siempre ha dicho mi madre, sino las verduras pierden sus propiedades y las vitaminas.


Una vez tenemos todo cocido, ya que estamos haciendo una crema super light, no hemos echado patata para que no suban las calorías. La patata espesa un poco la crema, pero como no hemos echado, hay que quitarle caldito para que no se quede demasiado clara. Si hubiésemos echado patata, ésta espesa bastante, por lo que no hace falta quitrle tanta.Yo le quito prácticamente todo el caldo, y lo guardo bien para tomarlo en forma de caldito o hacer una sopa de verduras. Como podéis ver, he sacado un litro de caldo.




A continuación batimos bien con la batidora hasta que no quede ningún trocito y nos quede una crema suave y homogénea.



Si queréis en este punto podéis añadirle un poco de nata (o mientras lo batís unos quesitos), pero claro, aunque va a quedar más cremosa, también aumentáis en número de calorías. Depende de para qué lo queráis... yo ahora mismo estoy a régimen así que prescindí de la nata y los quesitos.

Observar como el volumen inicial de las verduritas se ha convertido en la mitad al hacerla crema. Lo digo para que lo tengáis en cuenta a la hora de calcular cantidades.

Podéis tomarlo como primer plato, o bien lo ponéis en unos vasitos para que quede mejor presentado y lo servís como aperitivo. Yo lo saqué así la última vez que vinieron amigos a casa.


Os apetece probarlo?? Cómo hacéis vosotr@s las cremas??

Sígueme en:



jueves, 6 de febrero de 2014

Mini pizzas saludables

A quién le gusta la pizza? Y si os dijera que la podéis comer de forma saludable, ingiriendo pocas calorías y además comiendo verdura pero disfrutando de todo el sabor de la pizza? Os he convencido?? Pues quedaros a leer esta entrada. Este invento de hacer mini pizzas con berenjena me surgió a través de Pinterest aunque en la imagen que yo vi, la base era de calabacín, pero vaya, que lo mismo da.



INGREDIENTES:
- Berenjena
- Tomate frito
- Queso rallado
- Complementos para pizza: yo he usado atún y jamón
- Aceite de oliva virgen extra
- Orégano
- Sal

ELABORACIÓN:

Para empezar lavamos bien la berenjena y la cortamos a rodajas.


Ponemos la berenjena en un escurridor, le añadimos abundante sal y la dejamos reposar unos 10 o 15 minutos. Tras este tiempo la berenjena habrá perdido el amargor.


Transcurrido este tiempo aclaramos la sal, y ponemos las rodajitas de berenjena en un plato apto para microondas. Cubrimos en plato con una tapa para microondas de manera que la berenjena no pierda agua y se cocine en su propio vapor. Metemos en el microondas y lo ponemos 4 o 5 minutos. Mediante este proceso lo que se consigue es tener la berenjena ya un poco blandita, de manera que cuando la pasemos por la sartén no absorba tanto aceite.


El aceite de oliva virgen extra es super saludable, pero en cantidades reducidas, y además no debemos olvidar nunca la gran cantidad de calorías que tiene, por ello aunque es necesario en nuestra dieta diaria, hay que tomarlo en su justa medida, y truquitos como éste nos vienen muy bien.

Una vez sacamos la berenjena del microondas ya blandita, ponemos una sartén con una gotita de aceite a calentar al fuego. Hacemos todas las rodajitas a la plancha, y las vamos poniendo en un recipiente apto para horno.



Con ayuda de una cucharilla untamos todas las berenjenas con tomate frito.



A continuación ponemos el complemento para pizza que más os apetezca, yo a algunas berenjenas les he puesto atún y a otras jamón pero podéis ponerle lo que más os apetezca, bacon, jamón de york, carne... para gustos los colores.



Por último les ponemos queso rallado por encima. Esta es la parte más calórica del plato, pero bueno, estamos hablando de pizzitas, y sin queso no serían posibles.


Las metemos al horno un par de minutos a 180-190º y a continuación lo pasamos a modo grill para que se dore el queso por encima.



Y ya tenemos nuestras mini pizzas saludables listas para comer!!! Qué os parecen??

Sígueme en:



domingo, 2 de febrero de 2014

Mis regalos de cumple!!

Hoy os traigo una entrada con mis regalos de cumple, con los que no puedo estar más contenta!! Que de aciertos por todas partes!!! Bueno, para ser sincera he metido también algún regalito de Navidad que tenía ganas de enseñaros ;-)

Os dejo una foto con el global de regalos. No está mal,eh? Parece que he sido buena, buenísima.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...