jueves, 29 de mayo de 2014

Viajando a Singapur. Parte III

Todavía tenemos rastros del jet lag, por lo que amanecemos a las 6 de mañana, cosa que no está del todo mal ya que nos permite aprovechar el día.

Cogemos un taxi a arab Street para visitar el barrio árabe y la mezquita del sultán.



De allí nos dirigimos andando hacia little India ya que el primer día al ir un poco a ciegas nos dejamos alguna cosilla por ver, pero vaya, tampoco gran cosa.


Por el camino nos encontramos con el edificio que sale en una de las películas de Batman y nos paramos a hacerle alguna foto, y con un centro comercial de electrónica, el Sim Lim, donde aún se puede regatear, aunque lo cierto es que no mucho. Aún así, los precios están más baratos que en España. La lástima para los españoles son las limitaciones que tenemos con algunas compras como los portátiles o teclados. De hecho a mi me hubiese gustado comprar un teclado para mi iPad, pero claro, no tienen ñ. Hay formas de insertarla con esos teclados presionando varios comandos a la vez, pero sinceramente es un peñazo. Al final compramos algunas cosillas, acabamos de ver little India y cogimos un taxi hacia Orchard Street.


Nada de lo que se cuente de esta calle ni alguna foto que os pueda enseñar se va a parecer a la realidad. No me he informado al respecto, pero tiene que ser la calle con mayor número de centros comerciales del mundo. Es más, Singapur tiene que ser la ciudad con mayor número de centros comerciales del mundo. En Singapur puedes pasear grandes extensiones sin ver la luz del sol pasando de un centro comercial a otro ya que están conectados. De esta manera evitas el intenso calor que hace fuera beneficiandote del aire acondicionado. Es un beneficio relativo ya que la temperatura a la que están es ridícula. Muchísima gente incluida yo cuando lo aprendí va abrigada en los centros comerciales y hoteles, aunque no os negare que se agradecen los primeros 5 minutos de fresquito si llevas mucho rato en la calle sudando por todos los poros de tu piel. Esto concluye en un resfriado elegante que por supuesto yo me cogí.


Volviendo a Orchard Street, que me voy por las ramas. El símil que se me ocurre es que así como en la 5a avenida de NY hay una tienda detrás de otra, en esta calle sucede lo mismo pero con un centro comercial detrás de otro, todos con las importantes firmas internaciones como Chanel, Dolce&Gabana, Louis Vitton, Miu Miu, Gucci, Prada, Mickel Kors, Tiffany's... No se sí es un paraíso o una perdición, y todas esas exclusivas tiendas llenas de gente!!! Y no había ni una ni dos de cada una de esas tiendas, no me ha dado de sí para contarlas.  Por supuesto también estaban indítex y mango. La moda... Bueno, para mi gusto dejaba mucho que desear. Los contrastes en cuanto a calidad se refiere también son muy grandes, quitando la de las grandes firmas, que evidentemente son de gran calidad, el resto de marcas no son gran cosa (para mi gusto), en España tenemos diseños muchos más chulos a mejor relación calidad/precio.

Como comprenderéis, recorrer esta calle nos llevó el resto de la jornada.

Os espero en el próximo post!

Sígueme en:



2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...