sábado, 3 de mayo de 2014

Visitando Singapur. Parte I

La Semana Santa la pasamos de vacaciones en Singapur!! Me encanta Asia y esta es ya mi tercera visita. La ciudad de Singapur es un sitio muy bonito aunque no para viajar de propio sin un motivo, al menos desde España. Es un sitio que está muy bien para hacer escala con el avión y ya de paso pasar un par de días por allí. Tiene un cierto encanto asiático, pero hay lugares muy cercanos mucho más exóticos como Thailandia o Vietnam. Singapur es un centro de negocios en Asia, por lo tanto es una ciudad muy moderna al estilo americano, que recbe la visita de muchos extranjeros por lo que está más que preparada para el turismo, aunque la mayoría llega a esta ciudad para hacer negocios. 


Volamos desde Barcelona con Singapore Airlines, una compañía con la que tras esta experiencia volaría siempre que tuviese la opción. Lo primero y no por ello más importante, por las opciones que tienes para elegir la clase en la que volar: first class, business class, turista plus y turista. He de decir que es la mejor clase turista en la que he viajado nunca, los asientos son espaciosos y muy cómodos, con un refuerzo muy cómodo en la nuca con el que casi no te hace falta utilizar la almohada. Pero lo mejor de todo sin duda es el servicio, las azafatas son encantadoras, amables y serviciales además de estar super pendientes por sí necesitas algo, la comida dentro de que es comida de avión está bastante mejor que en otros y además te dicen que tienes durante todo el vuelo incluido todo lo que quieras de beber, snacks, chocolatinas, sándwiches y pasan de vez en cuando con todo el repertorio por sí se te había olvidado, vamos casi ni en clases superiores de otras aerolíneas. Así que la clase turista está genial, y el business no lo puedo comparar con otras aerolíneas pero tenía muy buena pinta.


No os parece monísimo el uniforme de las azafatas?? Además en función del color tienen un rango u otro.

Salimos de Barcelona a las 10.30 y llegamos a Singapur 13 horas más tarde, las 4.30 de la mañana hora de allí, lo cual esta bien para no parar en todo el día y hacer bien el cambio horario pero es muy cansado. Sales de España por la mañana, malduermes en el avión en el q vas persiguiendo la noche, la alcanzas y la superas para llegar 13 horas más tarde y que siga siendo por la mañana. Es una paliza, si, pero hay que intentar dormir al máximo en el avión y aguantar despierto en destino todo lo posible para vencer el jet-lag, aunque reconozco que no es nada fácil. Luego dicen que la vida del turista es buena? Es dura! :-P


Llegamos al hotel a eso de las 5 de la madrugada, deshicimos las maletas, nos dimos una ducha ya q entre el viaje y la alta humedad que hay nos sentíamos un poco sucios, bajamos a desayunar y nos fuimos a patear la ciudad par vencer el jet lag y las horas sin dormir.


Nos dieron un mapa en el hotel bastante malo y entre eso y que Singapur no está preparado para andar por la calle ya que de repente se acaban las aceras, hay pocos sitios para cruzar y es un poco difícil orientarse en esas condiciones, acabamos cogiendo un taxi para ir a little India. Los taxis están bastante bien de precio por lo que nos pareció una forma fácil y rápida de movernos . Lo qué en realidad es difícil es cogerlos, tienen un montón de normativas y no paran en cualquier sitio... al final teníamos que ir buscando paradas de taxis en hoteles, centros comerciales, hospitales, etc.

En little India estuvimos dando un paseo y entramos en algún centro comercial. No nos decía mucho la zona así que decidimos ir a buscar un taxi para ir a otro sitio, pero de camino nos encontramos un par de templos que merece mucho la pena ver, muy curiosos y muy bonitos. Allí pudimos ver a muchas personas rezando, lo cual es una experiencia si no lo has visto nunca.




De allí fuimos al botanic garden, un parque precioso lleno de vegetación donde te puedes perder horas. Entramos en el jardín de orquídeas más grande del mundo con flores de todos los tipos, formas y colores, increíble. Mi madre hubiera disfrutado como una niña.













Apretaba ya el calor y la humedad además de que estábamos muy cansados, por lo que fuimos a buscar un taxi de vuelta al hotel, tarea nada fácil de nuevo. El taxi nos llevo por Orchard Street. Bueno, bueno, bueno!!! Menuda concentración de centros comerciales, no tiendas sino centros comerciales pegados unos a otros con las mejores firmas internacionales. Aún no tengo claro si esa calle es mi paraíso o mi perdición, pero lo que sí sé con certeza es que tengo que ir.

Descansamos un ratito en el hotel, el Marina Mandarin, súper bonito y bien situado, y por la tarde nos fuimos a ver Marina Bay que lo tenemos justo detrás del hotel por lo que esta vez pudimos ir andando sin problemas. El paseo por la marina es muy bonito y pudimos ver de cerca el famoso hotel Marina Bay Sands del qué os hablare en el próximo post. Esta zona me recordaba muchísimo a Vancouver.




Tras el paseo, aunque era pronto nos fuimos de vuelta al hotel a darnos otra ducha ya que la humedad es insoportable, a cenar y a la camita a dormir que nos lo merecíamos después de semejante día tan largo que para nosotros que había empezado más de 13 horas antes de que amaneciese en Singapur.

No os perdáis el próximo post con nuestras aventuras por esta hermosa ciudad!

Sígueme en:



1 comentario:

  1. Hola,

    ¡Hemos visto que tienes muchas recetas! Te queremos presentar la página Todareceta.es, una comunidad donde los blogueros de cocina pueden compartir juntos todas sus recetas, ¡seguro que los usuarios disfrutarán con tu blog!
    Hemos creado también un Top blogs de recetas, donde podrás encontrar la lista de los más de mil blogs que ya se han añadido, y también podrás añadir el tuyo. ¡Y no te tienes que preocupar, porque todo es gratuito!

    ¡Estamos a tu disposición!
    Andreu
    Todareceta.es

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...