jueves, 5 de junio de 2014

Pizza artesana en casa

Adoro la pizza, en todas sus versiones, hasta la de telepizza! Todas, todas, todas, por lo que mi blog estaba totalmente incompleto sin que os subiera mi receta de pizza casera. Tanto si es para vosotros como si tenéis invitados, la disfrutéis con seguridad. Además, ya veréis como es super fácil.


INGREDIENTES:
- Masa de pan congelada.
Si la panadería a la que vais es artesana, con seguridad tienen, y sino la encargáis con 24 h. para que os guarden una bola de masa para pan y la congelen antes de que empiece a fermentar. Os recoiendo ésta en Zaragoza: La Vieja Tahona en la calle Pignatelli.

- Tomate frito
- Queso rallado
- Ingredientes para la pizza: yo le puse jamón de york, champiñones, queso de cabra y tomatitos cherry.



ELABORACIÓN

Dejamos descongelar 1h la bola de masa al aire libre, no os paséis dejándola descongelar mucho tiempo o empezará a fermentar.

Ya casi antes de empezar podéis un precalentando el horno ya que es muy rápido de hacer y así ya lo tendremos caliente cuando acabemos.

Este paso puede que sea el más complicado, pero si lo hacéis bien no tendréis ningun problema. Sobre una hoja de papel para cocinar echamos harina, ponemos la bola encima, ponemos un poco más de harina y con un rodillo previamente enharinado empezamos a estirar la masa. Insisto en el tema de la harina porque sino la masa se os pegara a las manos, al rodillo, etc. Si no tenéis rodillo también podéis usar una botella vino (limpiarla primero). Estiramos hasta que quede muy muy finita. Os podéis ayudar también con los dedos, especialmente si se os hacen agujeritos. Cuanto más finita os quede mejor (aunque no transparente!). No hace falta que nos quede redonda, de hecho yo creo que así un poco deforme tiene su encanto.


 Pasamos el papel con la pizza a la bandeja de horno con cuidado de que no se nos doble la pizza. Y la pinchamos por todos los lados para que no crezca durante la cocción.

A continuación, ponemos un poco de tomate por encima y esparcimos bien con una cuchara.



Ahora ya ponemos el queso rallado encima del tomate. Yo le pongo mucho porque me gusta (después de la foto aún le añadí bastante más) pero también hace que gane peso la pizza y sea más difícil de cortar una vez hecha ya que al ser finita la masa y tener peso se rompe.


Por último añadimos los ingredientes que nos hayan apetecido.


Tendremos ya el horno caliente y la hacemos a 180-190º hasta que se nos empiece a dorar por encima.


Lista para comer! Quién se apunta???

Sígueme en:



2 comentarios:

  1. MMM! Que pintaza! Desde luego se nota muchísimo cuando la masa es casera...

    ResponderEliminar
  2. Si... desde luego! Están buenísimas!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...